World Intellectual Property Organization

La ciencia y la técnica al servicio de la estabilidad

Segundo Foro Africano para el Diálogo: “Paz y seguridad para el desarrollo sostenible de África”

Ginebra, 25 de mayo de 2010

Francis Gurry

Señoras y señores:

Tengan muy buenas tardes todos ustedes. Con el permiso de ustedes, para comenzar, querría expresar mi agradecimiento a la Unión Africana y, en particular, a Su Excelencia el Embajador Masri. Es un auténtico privilegio estar aquí con ustedes en este Día de África para demostrar la solidaridad de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual con el continente africano. Seré breve en vista del tiempo que resta.

Si me permiten, empezaré con estas dos preguntas: ¿qué tienen que ver la ciencia y la técnica con la paz y la estabilidad? y ¿qué tiene que ver la innovación con eso?

Opino que la respuesta es que se trata de una de las tantas piezas de ese gran rompecabezas que contribuye a la paz y la estabilidad. En efecto, la innovación es el elemento más importante que explica el crecimiento económico y, por tanto, contribuye en gran medida a crear puestos de trabajo. Por supuesto, ésas son condiciones de la paz y la estabilidad, y la innovación es el medio de que se vale la humanidad para superar los problemas. Permítaseme, al presente respecto, poner el ejemplo de una innovación africana, la USHAHIDI, la plataforma de Internet creada en Kenia con el fin de recoger diversas clases de información gracias a señales que se envían por medio del teléfono portátil, y con esa información se crean imágenes o mapas digitalizados de una zona determinada. La invención ha sido empleada con muy buenos resultados en los desastres que ocurrieron en Chile y Haití.

Cuando se contempla el continente africano en general y la cuestión de la innovación, las estadísticas no son muy favorables. Está claro que se necesita apoyo y fortalecimiento de capacidades. Mientras que África posee el 14,3% de la población del planeta, cuenta con solo el 2,3% del total de investigadores. Por supuesto, hay muchas otras cuestiones más urgentes que el problema de que el presupuesto de investigación no llegue al 1% de lo que se gasta en el mundo entero.

¿Qué se propone hacer la OMPI ante esa situación? Seré sumamente conciso y les ruego que me perdonen por esa concisión. En esencia, en la presente materia procuramos atender fundamentalmente la cuestión de acceso a la información y del acceso a los conocimientos. ¿Cómo? En primer lugar, mediante las infraestructuras. En relación con las infraestructuras, hay el propósito de crear bases de datos mundiales de ciencia y técnica que sean de carácter público. Dichas bases de datos comprenden dos grandes aspectos. Primero, está la tecnología divulgada en los documentos de patente (PATENTSCOPE). En segundo lugar, la OMPI colabora con las principales editoriales del mundo para poner a disposición del público, gratuitamente, una base de datos de publicaciones periódicas de ciencia y técnica (aRDi).

El segundo elemento del plan es un proyecto para automatizar las oficinas de propiedad industrial, pero también otros elementos de la “infraestructura de los conocimientos”, en particular por la vía de planes de digitalización. El objetivo es dar más capacidad a todos los países para que puedan participar en las redes de conocimientos internacionales. Un fenómeno notable es que la ciencia y la técnica son cada vez más internacionales. El año pasado se publicaron unos 2.000 artículos que entrañan la colaboración de autores de países distintos, o sea aproximadamente el 22% del total de artículos de las revistas científicas. Esa cifra triplica la correspondiente a 1985. Por supuesto, para participar en las redes internacionales hay que tener capacidad, no solo la capacidad técnica, sino también la capacidad humana. Eso brinda oportunidades, y nuestro plan de automatización apunta a aprovechar dichas oportunidades.

El último programa al que me referiré es el establecimiento, en los países, de centros de apoyo a la tecnología y la innovación (CATI), que son centros documentales en los que se brinda información y asesoramiento sobre las cuestiones de carácter científico y técnico. Los CATI contribuyen a otro fenómeno que se extiende según avanza el siglo XXI, y que es la aparición de la innovación colectiva en la esfera internacional. Es muy importante tener la capacidad para participar en dichas plataformas de naturaleza colectiva, de las cuales la USHAHIDI es un ejemplo. Señora Presidenta: en el interés del tiempo terminaré en este punto.

Muchísimas gracias.
 

La OMPI en Internet