World Intellectual Property Organization

Informe del Director General

Asambleas de la OMPI de 2010

20 de septiembre de 2010

En el presente Informe a las Asambleas de 2010 de los Estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), desearía describir brevemente algunos de los logros alcanzados por la Organización durante los últimos 12 meses.

El presente informe no tiene por fin ser un informe exhaustivo sobre la marcha de la labor de la Organización. Con tal fin, les remito al informe sobre el rendimiento de los programas. En cambio, pretende dar una idea del alcance y la diversidad de las actividades de la OMPI, y de subrayar algunos de los resultados alcanzados el presente año.

Una gestión en época de crisis económica

Teniendo en cuenta que cerca del 90% del presupuesto de la OMPI depende directamente de los ingresos procedentes de servicios orientados al mercado, estaba previsto que la recesión económica mundial afectara en mayor medida a la OMPI que a las demás organizaciones internacionales de Ginebra. En 2009, descendió en un 4,5% el número de solicitudes internacionales de patente presentadas con arreglo al PCT en comparación con 2008, y en un 16,4% el de registros internacionales de marca con arreglo al Sistema de Madrid, lo que dio lugar a un descenso en los ingresos de la Organización por primera vez en su historia. Ha sido necesario aplicar una gestión financiera rigurosa y gracias a ello, a pesar de la recesión, la Organización ha finalizado el bienio 2008 2009 con un ligero excedente.

En 2010 se ha producido el inicio de la recuperación. En esta etapa, se prevé que el volumen de solicitudes PCT presentadas ascienda en un 2,8%, un resultado positivo, pero que seguirá siendo inferior al nivel alcanzado en 2008. Se espera que los registros del Sistema de Madrid asciendan a cerca del 11%, lo cual los acercaría al nivel de 2008. El Sistema de La Haya, de dimensiones bastante más reducidas, se halla en una situación distinta, ya que todavía sigue estando en fase de ampliación de sus miembros y de su base de usuarios. En consecuencia, está ascendiendo de manera significativa el nivel de solicitudes presentadas en el marco del Sistema de La Haya, y en las cifras observadas hasta la fecha en 2010 se ha producido un ascenso del 36% en comparación con las del año pasado (aunque siga siendo sobre una base más bien reducida). Igualmente, el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI está experimentando los niveles de uso más elevados de su historia. Sin embargo, el presupuesto de la OMPI sigue dependiendo sobre todo del PCT (que, en concreto, genera cerca del 72% de los ingresos de la Organización), y los ingresos globales previstos siguen estando por debajo del nivel en el que se basaba el presupuesto de 2010 11. Por lo tanto, ha seguido siendo imperativo ejercer una rigurosa disciplina fiscal. La OMPI sigue supervisando estrechamente la situación y compartiendo datos trimestralmente con los Estados miembros por medio de la página Observatorio del sitio Web de la OMPI.

A pesar de la gravedad de la crisis económica se han observado algunos resquicios de esperanza. Ha sido un año positivo para el proyecto de construcción del nuevo edificio de la OMPI, y la Organización se ha beneficiado de unas tasas de interés excepcionalmente bajas para el pago del préstamo obtenido para la construcción. Está previsto que el nuevo edificio se termine de edificar dentro del plazo previsto y con arreglo a lo presupuestado.

Los costos de personal suponen el 65% de los gastos presupuestarios ordinarios de la OMPI. A fin de reducir los gastos de personal en concordancia con la previsión de ingresos reducida para el bienio 2010 2011, en la sesión de septiembre de 2009 del Comité de Coordinación los Estados miembros aprobaron un programa de cese voluntario para el personal. Ese programa ha tenido un éxito enorme. Ochenta y siete miembros del personal de todas las categorías decidieron aprovechar las condiciones que ofrecía el programa especial de cese voluntario y de jubilación anticipada y abandonaron la Organización antes de cumplirse la fecha límite del 30 de junio de 2010.

Además de la necesaria reducción del costo de las nóminas, el programa de cese voluntario ha creado el espacio necesario para que la Organización pueda solventar algunas de las cuestiones problemáticas más importantes en el ámbito de la gestión y las operaciones. En primer lugar, se han reservado 55 de los puestos liberados para que sean ocupados a nivel interno, creando oportunidades para que valiosos miembros del personal con muchos años de servicio pero contratados con contratos de corta duración compitan por nombramientos ordinarios. (La reducción del número de miembros del personal se obtiene al no sustituir a ninguno de esos miembros del personal contratados con contratos de corta duración que sean nombrados por concurso para ocupar esos puestos.) En segundo lugar, se han vuelto a establecer los perfiles de 28 de los puestos liberados a los fines de la contratación externa para satisfacer importantes carencias en las capacidades de la Organización, entre las que figuran por ejemplo los conocimientos lingüísticos necesarios para satisfacer las necesidades derivadas de los cambios que se producen en el ámbito geográfico de utilización del PCT, y los conocimientos especializados en economía. Asimismo, se tendrá plenamente en cuenta el objetivo de mejorar el equilibrio geográfico y de género en la Secretaría en la selección de candidatos que posean las competencias necesarias para ocupar esos puestos. A ese respecto, seguiré con la práctica de publicar semestralmente estadísticas relativas al personal de manera que los Estados miembros puedan supervisar los avances realizados en la cuestión del equilibrio geográfico y de género.

Este año la Secretaría ha terminado de ejecutar la amplia reestructuración de los programas y estructuras de la Organización en concordancia con las metas estratégicas aprobadas por la OMPI y se ha pasado a la segunda fase del Programa de Alineación Estratégica. Se están adoptando unas 20 iniciativas que abarcan una serie de reformas administrativas y de gestión, cada una de ellas liderada por un miembro del Equipo Directivo Superior. Estos cambios están impulsados por cuatro prioridades compartidas: prestación óptima de servicios; mancomunar esfuerzos; responsabilidad por los resultados y responsabilidad medioambiental, social y de buen gobierno. El desafío consiste actualmente en velar por que todo el personal de la Organización comprenda y promueva los cambios, y haga suyas esas prioridades.

En este momento desearía subrayar dos iniciativas del Programa de Alineación Estratégica, a saber, el sistema de planificación institucional de recursos (PIR) y el establecimiento de un marco global de ética e integridad. Se han instalado satisfactoriamente los módulos para los procedimientos de adquisición y gestión de los activos del PIR, de manera que la OMPI se halle en cumplimiento de las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS). Actualmente confiamos en avanzar de manera gradual en la implantación de los módulos restantes, lo que proporcionará grandes ventajas a los Estados miembros en cuanto a la transparencia, la rendición de cuentas y la eficacia de la Secretaría. En concordancia con las recomendaciones de la Dependencia Común de Inspección, se ha creado igualmente una Oficina de Ética Profesional de la OMPI y se ha nombrado un Oficial Jefe de Ética Profesional. La Oficina de Ética Profesional ha iniciado un ambicioso programa de trabajo en el que figura el fomento de la divulgación de información financiera correspondiente a funcionarios de rango superior y la creación de un código de ética con el fin de que sea aprobado.

Avances en los Comités

Una de las funciones principales de la OMPI consiste en promover el objetivo de fomentar una evolución equilibrada del marco normativo internacional de la propiedad intelectual, velando por que el desarrollo de la legislación internacional en ese ámbito se mantenga a la par de la rápida evolución que tiene lugar en el entorno tecnológico, geoeconómico, social y cultural mundial.

En las Asambleas del año pasado, subrayé las preocupaciones existentes acerca de la falta de progreso que había caracterizado la labor de muchos de los Comités Permanentes de la OMPI. Muchos delegados manifestaron igualmente frustración por el tiempo malgastado en reuniones estériles de Comités. Por lo tanto, resulta muy alentador poder informar del ambiente positivo y de los avances alcanzados en la mayoría de las reuniones de Comités del presente año, a medida que los Estados miembros han puesto de manifiesto su disposición a abrazar soluciones pragmáticas en aras del interés general.

En mayo de 2010 se produjo un importante avance en el Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG) con el inicio, por parte de los Estados miembros, de negociaciones basadas en textos como parte del empeño concertado encaminado a asegurar que, en adelante, los conocimientos tradicionales (CC.TT.) sean reconocidos en el sistema de P.I., contemplando, de esta suerte, una base de conocimientos más universal. Las negociaciones del CIG se han completado mediante la labor de los Grupos de Trabajo entre sesiones, el primero de los cuales se reunió en julio y elaboró un proyecto de texto de 11 artículos sobre expresiones culturales tradicionales (ECT), que el CIG examinará en diciembre de 2010. Con el Fondo de la OMPI de Contribuciones Voluntarias para las Comunidades Indígenas y Locales Acreditadas, que se basa en el generoso apoyo de Suiza, Noruega, el Swedish International Biodiversity Programme, Francia, Sudáfrica y el Fondo Christensen, se financió la participación en los Grupos de Trabajo entre sesiones de 71 expertos procedentes de países en desarrollo y de países con economías en transición y de cuatro expertos en cuestiones indígenas. Al margen del CIG, ha habido una continua demanda de las actividades de capacitación que presta la OMPI en materia de CC.TT. y ECT, que están aplicándose actualmente en Argentina, Bulgaria, Indonesia, Guatemala y la República Unida de Tanzanía, entre otros, y se han elaborado nuevas publicaciones de apoyo a museos, bibliotecas y archivos que saldrán a la luz este año. La OMPI ha creado en la División de Conocimientos Tradicionales un puesto de becario de investigación en cuestiones indígenas relacionadas con el Derecho de la P.I. que se cubre mediante un concurso anual, puesto que ocupan actualmente los primeros becarios elegidos, procedentes de la República Unida de Tanzanía y de Australia.

En lo que respecta a otros avances conexos logrados fuera de la OMPI, me complace felicitar a la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) por la adopción de un protocolo sobre CC.TT. y ECT, en agosto de 2010. El Protocolo Swakopmund, inspirado en parte en los textos del CIG, es el producto de seis años de negociaciones entre los Estados miembros de la ARIPO. La OMPI seguirá apoyando a la ARIPO en la aplicación del Protocolo Swakopmund, al igual que está haciendo en relación con el Marco Regional del Pacífico en determinados países insulares del Pacífico. La OMPI ha prestado también asistencia en el desarrollo del Marco Regional Caribeño.

También se obtuvieron resultados alentadores en las reuniones de noviembre de 2009 y abril de 2010 de uno de nuestros más activos comités, el Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP). Los Estados miembros han llegado a un acuerdo sobre 17 proyectos de la Agenda para el Desarrollo (algunos de los cuales se elaboran en otras partes del presente informe). El CDIP llegó además a un acuerdo sobre un importante mecanismo de coordinación con otros órganos de la OMPI. Por otra parte, el Comité del Programa y Presupuesto ha recomendado a estas Asambleas un sistema para integrar los proyectos de la Agenda para el Desarrollo en la presupuestación regular, lo que supone un importante paso en la incorporación de la Agenda para el Desarrollo en las distintas actividades de la Organización.

En junio de 2010, distintos países de Latinoamérica, África y Europa, además de los Estados Unidos de América, presentaron al Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR) cuatro propuestas sobre limitaciones y excepciones del derecho de autor, con las que se demostró que entre los Estados miembros existe un interés común en que se tomen medidas para facilitar el acceso de las personas con discapacidad visual a las obras protegidas por derecho de autor (se estima que actualmente sólo el 5% de las obras publicadas están disponibles en Braille o en otros formatos accesibles en un plazo razonable de publicación). Si bien el ritmo de las negociaciones que se mantienen en el SCCR sobre la protección de las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales y los organismos de radiodifusión sigue siendo lento, la OMPI ha seguido organizando seminarios nacionales y regionales acerca de cuestiones relativas a las interpretaciones y ejecuciones audiovisuales y a los derechos de radiodifusión. En lo que respecta a la radiodifusión, el SCCR está examinando el estudio en tres partes sobre la incidencia socioeconómica de la utilización no autorizada de señales.

El Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas (SCT), que se reunió a finales de junio de 2010, ha convenido en avanzar la labor acerca del establecimiento de un posible tratado sobre las formalidades de registro de los diseños industriales (análogo al Tratado de Singapur en relación con las marcas). Por otra parte, tras diez años de satisfactoria aplicación de la Política Uniforme de Solución de Controversias en materia de Nombres de Dominio (Política Uniforme), además de los importantes avances que se han logrado en el uso de marcas en Internet, el Comité ha decidido examinar nuevas cuestiones relativas a las marcas en Internet.

En lo que respecta a los Grupos de Trabajo, el Grupo de Trabajo sobre el Tratado de Singapur convino en modificar el Reglamento a fin de tratar la cuestión de la representación de las marcas no tradicionales (por ejemplo, hologramas, marcas animadas, marcas de color, marcas de posición y marcas sonoras). Y se ha presentado a la Asamblea una propuesta sobre el Tratado de Singapur. El Grupo de Trabajo del Sistema de Madrid convino en que la Secretaría debería estudiar la cuestión de la simplificación de los procedimientos de presentación de solicitudes de registro de marca en la Oficina Internacional y formular propuestas a ese respecto. Además, en la segunda reunión del Grupo de Trabajo sobre el Sistema de Lisboa se aprobaron algunas recomendaciones encaminadas a establecer un sistema y marco jurídico más abiertos.

En apoyo al Comité Permanente sobre el Derecho de Patentes (SCP), la Secretaría ha elaborado estudios en relación con las 20 cuestiones no exhaustivas que han sido señaladas desde que el SCP reanudó su labor hace dos años, además de cuatro nuevos estudios elaborados en los últimos doce meses sobre la prerrogativa del secreto profesional en la relación cliente abogado, la difusión de información sobre patentes, la transferencia de tecnología y los procedimientos de oposición.

Maximizar todas las posibilidades de los servicios mundiales de P.I.

La crisis económica nos recuerda de forma contundente que los servicios mundiales de P.I. que presta la OMPI evolucionan en un entorno competitivo. Cuanto más eficientes, rentables y atractivos sean estos servicios, más posibilidades tendremos de competir ventajosamente con las vías alternativas para la presentación de solicitudes internacionales.

En el caso del PCT, un mejor funcionamiento del sistema ayudará eficazmente a las oficinas de P.I. de todo el mundo a vencer el doble desafío que enfrentan, a saber, reducir el atraso de cerca de 4,2 millones de solicitudes de patente sin tramitar, y mejorar la calidad de las patentes concedidas. En esta esfera, el Grupo de Trabajo del PCT, en su reunión celebrada en junio de 2010, logró resultados positivos muy importantes. El Grupo de Trabajo acordó un conjunto de recomendaciones sobre la base de una hoja de ruta centrada en mejorar el funcionamiento del sistema PCT. Muchas de estas recomendaciones, en particular las relacionadas con la calidad de los informes de búsqueda internacional y de examen preliminar, buscan sacar partido del trabajo en curso centrado en mejorar la capacidad de las oficinas nacionales y regionales para que puedan realizar búsquedas del estado de la técnica a partir de una amplia gama de fuentes y en una diversidad de idiomas, y compartan los resultados de esas búsquedas con las demás oficinas. El Grupo de Trabajo también ha encargado una serie de estudios para evaluar en qué medida el Sistema PCT ha logrado sus objetivos en cuanto a la difusión de la información técnica, la facilitación del acceso a la tecnología y la prestación de asistencia técnica a los países en desarrollo. Estos estudios comprenderán recomendaciones sobre los medios que permitan al PCT obtener mejores resultados en esas esferas, y además examinarán la posibilidad de concluir acuerdos para el financiamiento de proyectos de asistencia técnica con recursos presupuestarios.

En la Secretaría, continuamos nuestras actividades de divulgación dirigidas a los usuarios con el fin mantenerlos informados sobre nuestros esfuerzos para mejorar el servicio del PCT y aumentar el atractivo del sistema. En respuesta a la creciente diversidad lingüística de los usuarios del PCT, hemos ampliado el suministro de ciertos materiales de formación para que estén disponibles en los 10 idiomas de publicación del PCT. Estos materiales de formación incluyen un curso de enseñanza a distancia sobre el PCT, y seminarios en línea –o seminarios por Internet– que ofrecen la posibilidad a las oficinas nacionales de conectarse y acceder a información sobre los recientes cambios y novedades del Sistema. El seminario del PCT por Internet organizado en marzo del presente año contó con unos 600 participantes, lo que permitió suprimir los abultados costos de viaje y conferencias, y al mismo contribuir eficazmente a los objetivos de la OMPI de lograr un balance cero en sus emisiones de carbono. Este modelo se ha reproducido mediante la organización de seminarios por Internet en otras esferas, en particular en los sectores de Arbitraje y Mediación, y Marcas y Dibujos y modelos.

Los usuarios del sistema PCT están utilizando cada vez más nuestros servicios de presentación electrónica, con un 80% del total de solicitudes que ahora se presentan en forma total o parcialmente electrónica. Atendiendo las peticiones de los solicitantes, la Oficina Internacional ofrece ahora mejores servicios en línea, entre otros: la carga de documentos por Internet en formato PDF de las notificaciones posteriores a la presentación de sus solicitudes; un servicio de acceso digital, mediante el cual la OMPI y seis oficinas participantes pueden acceder fácilmente a los documentos de prioridad presentados en una de esas oficinas por los solicitantes en virtud del Convenio de París y del PCT sin necesidad de que el solicitante suministre ejemplares adicionales; una nueva base de datos sobre la jurisprudencia del PCT para realizar búsquedas de texto completo; y un sistema de pago electrónico que reemplaza la transmisión mediante documentos en papel de información de tarjetas de crédito para el pago de las tasas del PCT. Un nuevo e importante sistema de consulta privada en línea de los expedientes por los solicitantes está en curso de preparación y deberá entrar en funcionamiento en 2011.

Reconociendo la creciente diversidad lingüística del estado de la técnica y las consiguientes limitaciones de los servicios de búsqueda nacionales o regionales, los solicitantes PCT en los últimos dos años han tenido la posibilidad de solicitar búsquedas internacionales suplementarias del estado de la técnica. Este servicio, que inicialmente lo prestaban únicamente tres administraciones encargadas de la búsqueda (la Federación de Rusia, Suecia y el Instituto Nórdico de Patentes), en 2010 también han comenzado a prestarlo Austria, la Oficina Europea de Patentes y Finlandia.

Externamente, varias iniciativas de división del trabajo relacionadas con el procedimiento acelerado de examen de solicitudes de patente (PPH) ya están en marcha para reducir los atrasos de solicitudes de patente sin tramitar en las oficinas de todo el mundo. En enero de 2010, las oficinas del Japón y los Estados Unidos de América, así como la Oficina Europea de Patentes anunciaron una iniciativa piloto PCT-PPH para acelerar los procedimientos de examen de patentes relativos a las solicitudes PCT que se han dado lugar a una opinión escrita o informe de examen preliminar positivos. En junio de 2010, se iniciaron varios acuerdos PPH bilaterales similares entre la República de Corea y los Estados Unidos de América. Recientemente, el Reino Unido también ha introducido el examen acelerado en la fase nacional del Reino Unido si la solicitud internacional ha beneficiado de un informe preliminar positivo sobre la patentabilidad.

En el Sistema de Madrid han continuado los progresos en materia de simplificación del marco jurídico del sistema, incluido el fomento de la adhesión al Protocolo concerniente al Arreglo de Madrid por parte de los Estados que son parte únicamente en el Arreglo de Madrid y no en el Protocolo (en la actualidad únicamente dos). Asimismo, en 2010 se ha seguido obrando en aras de la simplificación del marco jurídico del Sistema de La Haya, mediante la suspensión de la aplicación del Acta de Londres de 1934 del Arreglo de La Haya y la promoción del Acta de Ginebra de 1999.

La elección de los idiomas de trabajo de los servicios mundiales de P.I. de la OMPI ha tenido una considerable influencia sobre su atractivo para los usuarios. En abril de 2010, se añadió el español como idioma de presentación en el sistema de La Haya, y ahora tanto el sistema de Madrid como el de La Haya son trilingües. La Secretaría ha llevado a cabo un estudio sobre la posible introducción de idiomas adicionales de presentación para el sistema de Madrid, y actualmente está en marcha un proyecto piloto con las oficinas de Portugal y de la Federación de Rusia. Una nueva base de datos de indicaciones de productos y servicios, que está actualmente en curso de elaboración, estará disponible en diez idiomas. Por otro lado, se ha firmado un memorando de entendimiento con China con el fin de aumentar sustancialmente la utilización del sistema de Madrid en China mediante un amplio programa de seminarios de formación focalizados que se celebrarán en distintas localidades en los próximos cinco años.

Se ha registrado un aumento considerable en la presentación electrónica de solicitudes, con un 36% de solicitudes en virtud del sistema de Madrid (y un 41% del total de documentos) y un 55% de solicitudes en virtud del sistema de La Haya que actualmente se presentan por vía electrónica, con el consiguiente aumento de la eficacia y disminución de los costos de las transacciones. Además, estamos realizando progresos continuos en lo que se refiere a los proyectos de T.I. aprobados por la Asamblea de 2009, entre otros, el Madrid Filing Assistant, que permitirá la presentación totalmente electrónica de solicitudes; el Madrid Portfolio Manager, mediante el cual los usuarios del sistema de marcas pueden acceder y gestionar su cartera de registros, y el Madrid Electronic Alert, para que los usuarios puedan realizar un seguimiento de las modificaciones de determinados registros por terceros.

Tras 16 años de actividad, el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI ocupa actualmente un lugar destacado entre los mecanismos de solución alternativa de controversias. Si bien la mayor parte de su trabajo se relaciona con los nombres de dominio y la aplicación de la Política Uniforme de Solución de Controversias en materia de Nombres de Dominio, el Centro también presta activamente servicios en el campo del arbitraje y la mediación en otras esferas de la propiedad intelectual. El nivel de conectividad con Internet va aumentando en todo el mundo, y la OMPI ha pasado a ser el principal proveedor de servicios de solución de controversias en relación con 63 dominios de nivel superior correspondientes a códigos de países (ccTLD). Las controversias del ámbito de los ccTLD constituyen actualmente el 15% de las demandas relativas a nombres de dominio. En mayo de 2010, el Centro de Arbitraje y Mediación inauguró una sucursal en Singapur, en un nuevo ámbito de arbitraje internacional integrado por múltiples proveedores de servicios. Gracias a esta presencia en Singapur, la OMPI puede dar asistencia para resolver las controversias que se plantean en el contexto de la actividad contractual cada vez más intensa que se desarrolla en el campo de la propiedad intelectual en la región de Asia y el Pacífico.

Reconociendo la necesidad de resolver con rapidez las controversias que surgen en los sectores cinematográfico y de los medios de comunicación, la OMPI y los expertos del sector elaboraron el Reglamento de Mediación y Arbitraje Acelerado de la OMPI para el Sector del Cine y los Medios de Comunicación, así como un conjunto especial de cláusulas contractuales y acuerdos de sometimiento tipo. En abril de 2010, la OMPI celebró un acuerdo de colaboración con la Format Recognition and Protection Association para la aplicación del nuevo Reglamento a las controversias relacionadas con los formatos televisivos.

En diciembre de 2009, se introdujo en la OMPI la tramitación sin papel para las demandas en materia de nombres de dominio presentadas en el marco de la Política Uniforme (eUDRP), antes de la adopción obligatoria de las reformas a escala mundial, en marzo de 2010. Gracias a esta iniciativa se ahorra tiempo y dinero, y estimamos que permitirá evitar el uso de hasta un millón de hojas de papel por año, dando otro paso en favor de la ecología en la OMPI.

El compromiso de la OMPI con la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) y otros sectores interesados del Sistema de Nombres de Dominio ha seguido rindiendo sus frutos. La ICANN ha acogido con agrado la aportación hecha por la OMPI en lo que atañe al uso de los criterios aplicables a las marcas y la prevención del uso abusivo de las marcas durante y después de la tramitación de la solicitud de registro de dominios genéricos de nivel superior. Ello reviste particular importancia porque la ICANN está a punto de expandir rápidamente el número de registros de los dominios genéricos de nivel superior, número hoy en día relativamente estable, y ese aumento podría representar un riesgo mayor para los titulares de derechos. La aportación de la OMPI ha estado guiada por los principios adoptados durante la Asamblea General de 2001. Esos principios serán reexaminados en noviembre de 2010 por el Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Diseños Industriales e Indicaciones Geográficas.

Integrar la dimensión de desarrollo

En sintonía con los objetivos de la Agenda de la OMPI para el Desarrollo, la dimensión de desarrollo se está integrando sistemáticamente en todas las esferas de la labor de la OMPI. En los últimos 12 meses se ha puesto en marcha una serie de proyectos ideados para hacer realidad las 45 recomendaciones de la Agenda de la OMPI para el Desarrollo. En 2010, el avance se ha visto facilitado por la adopción, en determinados casos, de un enfoque temático por el cual los proyectos se conciben para abordar las cuestiones interrelacionadas señaladas en distintas recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo. En total, los Estados miembros del CDIP han aprobado de momento 17 proyectos de la Agenda para el Desarrollo, por un costo estimado de más de 19 millones de CHF, y eso eleva a 36 el número de recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo que se están aplicando actualmente de una forma u otra.

Los ocho nuevos proyectos aprobados por el CDIP desde las Asambleas de 2009 se relacionan con las recomendaciones de la Agenda para el Desarrollo referentes a la P.I. y el dominio público; la P.I. y las políticas en materia de competencia; la P.I., las tecnologías de la información y la comunicación, la brecha tecnológica y el acceso a los conocimientos; los instrumentos de acceso a la información sobre patentes; la mejora del marco de la OMPI de gestión por resultados para respaldar la supervisión y evaluación de las actividades del desarrollo; el desarrollo de marcas de producto para el fomento de las empresas de países en desarrollo y países menos adelantados; el fortalecimiento de capacidades en el uso de información técnica y científica relativa a tecnologías apropiadas para solucionar determinados problemas de desarrollo; la P.I. y el desarrollo socioeconómico. Asimismo, está pendiente de aprobación un proyecto sobre P.I. y transferencia de tecnología. En las divisiones pertinentes de la Organización se han designado directores de proyecto y la División de Coordinación de la Agenda para el desarrollo ha creado una base de datos interna, denominada “DAshboard” que ofrece un amplio panorama de la labor de desarrollo realizada en las distintas esferas de la Organización.

Entre las primeras realizaciones de la Agenda para el Desarrollo, cabe destacar la celebración por la OMPI de una conferencia de donantes en Ginebra, en noviembre de 2009, destinada a informar a la comunidad de donantes acerca del papel de la P.I. en el desarrollo y alentar la financiación extrapresupuestaria de los proyectos de desarrollo que giran en torno a la P.I. dirigidos por los países. La Conferencia versó sobre la ayuda para el comercio, la ciencia, la tecnología y la innovación como factores de desarrollo y la brecha digital.

El principio de mayor integración también ha regido el enfoque de las oficinas regionales de la OMPI al realizar sus amplios programas de asistencia técnica y de fortalecimiento de las capacidades. Este año, se ha hecho mayor hincapié en la tarea de la Secretaría de brindar asistencia a los gobiernos que deseen elaborar estrategias nacionales de P.I. e innovación, dentro del marco general de sus políticas y objetivos nacionales de desarrollo. Esas estrategias permiten ajustar mejor las políticas y prácticas en materia P.I. al contexto y las prioridades de la economía nacional.

Ha seguido aumentando la demanda de los países en desarrollo de asistencia para el fortalecimiento de su infraestructura de innovación en el plano nacional, y para reforzar la capacidad de sus instituciones de investigación en la esfera de la concesión de licencias de P.I. y la transferencia de tecnología. Este año, las oficinas regionales del Sector de Desarrollo de la OMPI han colaborado estrechamente con el Sector de Infraestructura Mundial para atender a la demanda de asistencia en el establecimiento de centros de apoyo a la tecnología y la innovación (CATI). Se están creando CATI en Argelia, el Ecuador, Marruecos y Túnez; tras la firma de acuerdos sobre el tipo de prestaciones, se ha propuesto crear otros seis CATI, en Bangladesh, Cuba, Egipto, Guatemala, Senegal y Viet Nam; se están examinando otras 10 peticiones. Para contribuir al fomento de la innovación y la transferencia de tecnología en el marco de la Agenda para el Desarrollo, el Sector de Patentes organizó en los últimos doce meses talleres que giraron en torno a las aptitudes prácticas relacionadas con la transferencia de tecnología, la redacción de patentes y la concesión de licencias sobre tecnología para más de 2.000 investigadores y administradores de tecnología, y publicará este año una guía de P.I. y transferencia de tecnología para las universidades e instituciones de investigación. Asimismo, se inaugurarán cinco oficinas de transferencia de tecnología en la región árabe, a partir de noviembre del corriente año.

También prosiguió creciendo la demanda de cursos de P.I. El año pasado, y en el primer semestre de este año, en la Academia de la OMPI se matriculó una cifra histórica de solicitantes procedentes de 178 países en los cursos de enseñanza a distancia y se otorgaron más de 700 becas para personal de las oficinas de P.I. Muchos de dichos cursos se ofrecen actualmente en varios idiomas, gracias a iniciativas impulsadas recientemente por los Estados miembros. La proporción de alumnos que finaliza todos los cursos ha resultado ser excepcionalmente elevada en relación con lo que es habitual en los cursos de enseñanza a distancia por Internet. Por otra parte, en el verano de 2010 se registró un número sin precedentes de escuelas de verano de la OMPI: diez escuelas en diez países, en las que se trabajó con expertos locales de 16 instituciones colaboradoras, con el respaldo del personal de la OMPI. La Academia lleva asimismo un proyecto de la Agenda para el Desarrollo para crear academias nacionales de P.I. en fase de implantación en países en desarrollo. La Secretaría ya ha comenzado el proyecto mediante la ejecución de estudios de evaluación de las necesidades en Costa Rica, República Dominicana, Perú, Sri Lanka, Trinidad y Tabago y Túnez, y se realizan consultas con las instituciones colaboradoras nacionales para trazar planes de acción y dotar las infraestructuras y los servicios correspondientes. La Red Mundial de Academias de P.I., coordinada asimismo por la Academia de la OMPI, celebró su simposio anual en el mes de agosto en la República de Corea.

La OMPI ha continuado brindando información y asesoramiento legislativo en materia de legislación nacional y en lo que se refiere al uso de las flexibilidades que se establecen en el sistema de patentes, tanto atendiendo las solicitudes particulares, como, con carácter general, mediante, entre otras formas, un documento preparado para el CDIP: “Flexibilidades en materia de patentes en el marco jurídico multilateral y su aplicación legislativa en los planos nacional y regional”.

La OMPI está dedicada a contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de las Naciones Unidas, para 2015. Si no fuera por la fecha de estas Asambleas, tendría que estar reunido ahora con otros jefes ejecutivos del sistema de Naciones Unidas en Nueva York para contribuir a la importante Cumbre de los ODM. La labor de la OMPI en pos de esta fundamental serie de desafíos es encabezada por la División de Coordinación de la Agenda para el Desarrollo y por la actividad que llevan a cabo dos sectores: el de Cuestiones Mundiales y el de la Infraestructura Mundial. En el documento CDIP/5/3 del CDIP se detalla la contribución que realiza la OMPI.

El intercambio de conocimientos

La difusión de conocimientos impregna buena parte de los objetivos estratégicos de la OMPI, en particular los referidos a los servicios mundiales de P.I., la comunicación y la creación de una infraestructura mundial. Pese a su relativa juventud, el Sector de la Infraestructura Mundial, dependiente de la Secretaría, fue creado para aprovechar los descomunales adelantos en materia de Tecnologías de la Información con el doble fin de facilitar el acceso a datos y conocimientos de P.I. y de prestar asistencia a los países en desarrollo para que también puedan beneficiase de ellos para impulsar la innovación. El Sector lleva adelante diversos proyectos de la Agenda para el Desarrollo. El último que ha visto la luz es un nuevo servicio, conocido por la sigla ASPI (Acceso a Bases de Datos Comerciales especializadas en Patentes), que fue inaugurado durante el Simposio Mundial de Administraciones encargadas de la P.I., la semana pasada. El ASPI brinda valiosas herramientas de búsqueda a los países menos adelantados y los países en desarrollo de forma gratuita o por un precio sumamente módico. El nuevo servicio complementa el aRDi (Acceso a la Investigación para el Desarrollo y la Innovación), que se presta por Internet y que también permite consultar de forma gratuita o barata un acervo de documentación científica y técnica que servirá para estimular la innovación y que fue uno de los primeros proyectos de la Agenda para el Desarrollo que dio frutos el año pasado. Aprovecho la oportunidad para agradecer a las entidades colaboradoras del mundo editorial y a los proveedores de información de patentes la generosidad y asistencia que prestaron para establecer dichos servicios.

El simposio mundial anual de la OMPI para las administraciones encargadas de la propiedad intelectual, cuya primera edición tuvo lugar el año pasado, ha sido una excelente oportunidad para que las oficinas de P.I. intercambien experiencias y prácticas eficaces y para examinar otras posibilidades de mancomunar esfuerzos. El próximo mes, el grupo de Vancouver (Australia, Canadá y Reino Unido) emprenderá un proyecto piloto encaminado a crear una plataforma común de distribución de tareas para el acceso a informes de búsqueda y examen en el ámbito de las patentes. A su vez, nueve países de América Latina, a saber, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Suriname y Uruguay, en colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo, han creado una plataforma análoga en el marco de las patentes y las marcas.

Las últimas mejoras que se han introducido en PATENSCOPE®, servicio mundial de información de patentes, que es gratuito, suministran a oficinas y usuarios útiles instrumentos que no ofrece ninguna otra base de datos internacional. En el año transcurrido se han añadido a la base de datos PATENSCOPE® las colecciones de información nacional y regional de patentes de nueve oficinas de P.I., con lo que dicha base de datos se ha duplicado en tamaño. La base de datos ofrece hoy libre acceso a información tecnológica contenida en más de 3.700.000 documentos de patente que pueden ser consultados en su totalidad. Este año hemos añadido también un sistema de consulta de información en varios idiomas, que permite consultar títulos y resúmenes de documentos de patente en español, alemán, francés, inglés y japonés. Otras 10 oficinas han dejado constancia de su interés en que el año que viene se incluyan en esa base de datos las respectivas colecciones nacionales.

Durante el año transcurrido, y como parte de nuestro programa de modernización de las oficinas de P.I., hemos seguido prestando asistencia técnica y asistencia de automatización a oficinas de P.I., en respuesta a la gran demanda que se acusa en ese ámbito. Alrededor de 71 países han recibido asistencia con arreglo a ese programa y en la actualidad, son 48 las oficinas que utilizan el sistema informático para la automatización de la propiedad industrial (IPAS) a los fines de la gestión de solicitudes de registro de marcas y/o de patentes. Cabe también señalar la asistencia en materia de gestión colectiva que presta, previa petición, otro sector de la Organización. Alrededor de 13 países utilizan hoy el sistema de la OMPI de gestión automatizada de los derechos, de su sigla en inglés WIPOCOS.

El nuevo Programa de la OMPI sobre estudios, estadísticas y análisis económicos, destinado a proseguir y a compartir las investigaciones empíricas sobre la economía de la propiedad intelectual y sus vínculos con el desarrollo, comenzó a dar resultados en 2010. En el año siguiente al nombramiento del primer Economista Jefe nombrado en la OMPI, los resultados han sido los siguientes: la publicación de indicadores mundiales de la propiedad intelectual, una publicación emblemática que contiene abundantes análisis estadísticos y comentarios exhaustivos sobre las tendencias mundiales en todos los principales sectores de la propiedad intelectual. La edición de 2010 contiene un capítulo especial sobre las repercusiones de la crisis financiera. Junto con la Reseña Anual de Patentes del PCT, el Informe Anual sobre el Sistema de Madrid y el Informe Anual sobre el Sistema de La Haya, estas publicaciones aportan una visión detallada de las tendencias de los sistemas mundiales de P.I. de la Organización así como del entorno externo. Gracias a la estrecha colaboración con las oficinas nacionales, estas publicaciones representan la colección mundial más importante de datos estadísticos sobre derechos de P.I. La OMPI también organizó este año una nueva serie de seminarios sobre la economía de la propiedad intelectual con miras a fomentar un diálogo abierto entre los miembros de la OMPI y las partes interesadas, economistas internacionalmente reconocidos y el público en general.

En mayo, en una conferencia coorganizada con el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual del Brasil, lanzamos una red de economistas de oficinas de P.I. que contribuirá además a que se compartan los conocimientos en este sector fundamental. Esta red ofrecerá la oportunidad de centralizar los enfoques y los estudios económicos en un futuro portal de Internet sobre la economía de la P.I.

En septiembre se lanzó la base de datos IP Advantage. Basada en una propuesta del Japón y respaldada por el CDIP en el marco de la Agenda para el Desarrollo, la base de datos constituye una puerta de entrada que permite compartir casos prácticos en los que se comprueba la utilización con éxito de la P.I. por inventores, creadores, empresarios e investigadores de todas las regiones del mundo. Algunos casos prácticos también ilustran formas en las que el sistema de P.I. permite encontrar soluciones a los desafíos que se plantean en torno al cambio climático, la seguridad alimentaria y la salud pública.


Promover la apertura y la accesibilidad

La apertura y la participación, cualidades que consolidan la imagen a la que aspira la Organización, están entre las cualidades que pretende proyectar el nuevo logotipo de la OMPI. Este nuevo logotipo fue lanzado el 26 de abril de 2010, Día Mundial de la Propiedad Intelectual, con el fin de conmemorar el 40º aniversario de la OMPI, y dio lugar a comentarios muy positivos de los sectores interesados y del público en general.

La OMPI abrió físicamente sus puertas al público al celebrar su primera jornada de puertas abiertas durante el fin de semana internacional celebrado el 5 de junio de 2010. Este evento, que tenía por objeto ofrecer a la comunidad de Ginebra un panorama de lo que hace efectivamente la OMPI, demostró la popularidad de la Organización y contó con la participación entusiasta del personal, exposiciones organizadas por el Ecuador, Sudáfrica y Suiza, y la participación de unos 3.500 visitantes.

Fomentar una comunicación abierta y de confianza entre la Secretaría y los Estados miembros sigue siendo una de las primeras prioridades para mí, en mi calidad de Director General, y también para el equipo directivo superior. A nivel de Embajadores, hemos intentado, mediante mis almuerzos de trabajo por regiones, iniciar este año reuniones periódicas oficiosas de información sobre cuestiones específicas. Asimismo hemos tratado de garantizar que se celebren sistemáticamente reuniones oficiosas de información y de consultas a nivel de expertos sobre todas las cuestiones sustantivas con miras a apoyar la labor de los Comités. Además, acabamos de empezar un nuevo programa de jornadas de orientación sobre la OMPI con el fin de ayudar a los nuevos delegados que llegan a Ginebra a comprender mejor la gama de servicios y actividades que ofrece la OMPI fuera de las salas de reuniones de los Comités.

La accesibilidad es un principio rector no solamente en lo que respecta a la forma en que la Secretaría trata de realizar su labor, sino también a todo lo relacionado con los programas sustantivos de la Organización. Ha habido muchos progresos importantes este año, por ejemplo, con respecto a la plataforma de los sectores interesados en las personas con discapacidades visuales, un foro de colaboración entre representantes de comunidades de personas con discapacidades visuales y de editoriales, con participación de otros sectores interesados clave. En este foro se estudian las condiciones técnicas y de gobernanza necesarias para facilitar la transmisión de obras de derecho de autor a nivel internacional. Al realizarse una fusión importante en 2010, ello dio lugar a que, en el marco del proyecto de biblioteca mundialmente accesible, surgiera la iniciativa de crear una red internacional de intermediarios confiable.

Mediante la utilización de medios tecnológicos para mejorar la accesibilidad, la Secretaría ensayó en las reuniones del SCCR de junio de 2010 procedimientos de subtitulado en tiempo real que se hicieron accesibles a través del sitio Web de la OMPI. Este mecanismo no sólo beneficia a las personas con dificultades de audición sino que también permite seguir las deliberaciones en directo desde cualquier lugar y con una conexión de banda ancha. Asimismo, por primera vez, las Asambleas de la OMPI de 2010 serán transmitidas públicamente por Internet al tiempo que la transmisión por Internet de las reuniones de los Comités se va convirtiendo en una rutina.

Seguimos abriendo puertas gracias al sitio Web de la OMPI. El 1 de junio de 2010, abrimos WIPO GOLD, un nuevo portal que permite un acceso directo a nuestras exclusivas colecciones de datos de P.I. que abarcan nuevas tecnologías, marcas, dibujos o modelos, denominaciones de origen, emblemas estatales, estadísticas, decisiones sobre litigios en materia de nombres de dominio, leyes y tratados, y mucho más. El portal WIPO GOLD no sólo permite cumplir el objetivo de la Organización de convertirse en la fuente de referencia mundial para la información y el análisis en materia de P.I. sino que también garantiza que esa fuente de referencia esté abierta y sea accesible para todos.

La novedad más reciente en el portal es WIPO Lex, el resultado de una importante iniciativa para mejorar la funcionalidad y la cobertura de la colección de la OMPI de bases de datos de leyes (antigua CLEA). WIPO Lex permite efectuar búsquedas en todo el texto de distintas leyes nacionales y tratados multilaterales de P.I., incluidos los administrados por la OMPI, la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las Naciones Unidas. Actualmente se dispone de la cobertura íntegra de las leyes nacionales de 60 Estados miembros, y de una cobertura sustancial de las de otros 100 países. Por primera vez, se han consolidado las leyes de P.I. de varios países menos adelantados (PMA) y de países en desarrollo en una plataforma en línea que ofrece valor añadido. WIPO Lex se ha creado de conformidad con los criterios más exigentes de accesibilidad de Internet para facilitar las búsquedas independientemente de la velocidad de conexión, así como el acceso por parte de los discapacitados visuales y de las personas con discapacidad motriz.

Varios Estados miembros han señalado sistemáticamente las limitaciones existentes en cuanto a la disponibilidad de publicaciones y documentos oficiales de la OMPI en distintos idiomas y en los utilizados para la interpretación de reuniones, lo que puede dificultar el acceso a la información de algunos países. Por ese motivo, la Secretaría tomó la iniciativa de presentar en septiembre al Comité del Programa y Presupuesto una propuesta preliminar de política sobre el uso de idiomas en la OMPI. En los debates se puso de manifiesto que es necesario proseguir la labor y adoptar enfoques creativos para abordar las complejas cuestiones que se hallan en juego y elaborar una política sostenible para el futuro.

La apertura y la capacidad de respuesta van estrechamente unidas. A fin de fomentar la capacidad de respuesta de los numerosos servicios que proporciona la OMPI a sus sectores interesados, la Organización ha procurado mejorar la manera en que la Secretaría se ocupa de las numerosas peticiones -de toda clase- que recibe diariamente. La OMPI está poniendo en marcha progresivamente varias unidades especializadas de atención al cliente en cada una de las esferas de la Organización, y en octubre se inaugurará un nuevo Centro de Atención al Cliente con carácter centralizado.

Afrontar desafíos compartidos

En calidad de organización de las Naciones Unidas, la OMPI hace suya la voluntad del Secretario General de las Naciones Unidas de actuar “unidos en la acción” y desempeñar la labor que le corresponde como participante activo y constructivo en el Sistema de Organizaciones de las Naciones Unidas y en la Junta de Jefes Ejecutivos.

La División de la OMPI de Desafíos Mundiales se halla en pleno funcionamiento tras el nombramiento en mayo de su Director. Este nuevo programa tiene por fin establecer vínculos entre la OMPI y los desafíos mundiales en el ámbito de la política que ocupan actualmente la conciencia colectiva de la comunidad internacional, centrándose inicialmente en los tres desafíos principales de la salud pública, la seguridad alimentaria y el cambio climático, y de estudiar soluciones basadas en la P.I. Sobre la base de la Conferencia de la OMPI sobre Propiedad Intelectual y Cuestiones de Política Pública celebrada el pasado año, en los 12 últimos meses se han celebrado foros de política dedicados a cuestiones concretas, como el patentamiento en biotecnología, el marco reglamentario de los datos de prueba, la P.I. y las políticas en materia de competencia, y las prácticas de fijación de precios y adquisición de medicamentos. Asimismo, la División ha realizado estudios de políticas, como el informe empírico finalizado recientemente sobre la función de los derechos de propiedad intelectual en la transferencia de tecnologías ecológicas. Actualmente, la OMPI se halla preparando una conferencia sobre innovación y cambio climático que tendrá lugar a principios de 2011.

La OMPI ha prestado asesoramiento sobre propiedad intelectual a otros organismos y programas de las Naciones Unidas, en particular, a la Iniciativa por un Banco de Patentes de Medicamentos de la UNITAID, con la reciente contribución al estudio de las opciones en la negociación con el sector privado del acceso a los medicamentos, así como a la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encaminada a crear una red africana de medicamentos e innovación en los diagnósticos.

Paralelamente, la División ha emprendido una serie de reuniones de alto nivel con el sector privado para colaborar en la creación de plataformas prácticas para los Estados miembros, especialmente en lo que respecta al fomento de la I+D en enfermedades tropicales desatendidas y a la contribución de la difusión de tecnologías respetuosas con el medio ambiente. El objetivo es que el público pueda utilizar estas plataformas en el bienio actual.

La OMPI está ultimando los contratos y las condiciones en relación con seis análisis de la actividad de patentamiento en los siguientes campos: medicamentos específicos para tratar el VIH, con la UNITAID; elaboración de vacunas, con la OMS; aparatos de cocción y de refrigeración por energía solar; y tecnologías de adaptación, con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Por otra parte, se ha creado un Inventario “verde”, como parte del sistema de Clasificación Internacional de Patentes, que permite localizar con facilidad tecnologías respetuosas con el medio ambiente en los procesos de búsqueda de información sobre patentes.

El fomento del respeto por la propiedad intelectual, en consonancia con la recomendación Nº 45 de la Agenda para el Desarrollo, supone también un reto que comparten todos los Estados miembros en todas las etapas del desarrollo económico. Por petición del Comité Asesor sobre Observancia, la OMPI ha encargado la elaboración de estudios sustantivos sobre la falsificación y la piratería que se examinarán en la siguiente sesión del Comité. La OMPI sigue prestando asistencia a los Estados miembros, cuando así lo solicitan, en el fortalecimiento de sus capacidades a este respecto y, de nuevo este año, ha celebrado extensas sesiones de capacitación, a escala regional y subregional, destinadas a jueces, oficinas de P.I., autoridades aduaneras y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. La OMPI organizará, junto con el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual, de Francia, el sexto Congreso Mundial sobre la lucha contra la falsificación y la piratería, que tendrá lugar en febrero de 2011.

Para concluir, quiero expresar mi agradecimiento al personal de la OMPI por su dedicación e intensa labor en una época de grandes cambios en la Organización, y también a los Estados miembros por su constructiva participación en la tarea de establecer un programa más equilibrado y efectivo. La OMPI es una organización dirigida por los miembros y los progresos logrados en los últimos años reflejan el compromiso de los Estados miembros al éxito de la Organización. Transmito también mi agradecimiento personal a los muchos embajadores, jefes de oficinas de propiedad intelectual y demás representantes de los Estados miembros que me han prestado con tanta frecuencia y generosidad su tiempo y su atinado consejo.

 

Francis Gurry
Director General

La OMPI en Internet