El director general Gurry habla en el Congreso de la Unión Internacional de Editores en la India

15 de febrero de 2018

En la mesa redonda con la que dio comienzo el Congreso de la Unión Internacional de Editores (UIE) en Nueva Delhi el 11 de febrero de 2018, el director general de la OMPI, Francis Gurry, la Sra. María Pallante, directora ejecutiva de la Association of American Publishers, y el Sr. Michiel Kolman, presidente de la UIE, protagonizaron un intenso debate sobre la manera en que la propiedad intelectual encaja en el futuro de la industria editorial.

(FOTO:  UNIÓN INTERNACIONAL DE EDITORES)

El Sr. Gurry destacó el éxito del sistema internacional de derecho de autor, que va desde el pilar fundamental que supuso el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas de 1886 hasta los demás tratados internacionales de derecho de autor administrados por la OMPI.  Con todo, señaló que recientemente han tenido lugar algunas situaciones problemáticas en las iniciativas multilaterales de fijación de normas en el ámbito del derecho de autor.  Esto ha dado paso a iniciativas conjuntas del sector público y el privado, como la del Consorcio de Libros Accesibles (ABC), que proporciona acceso a las obras publicadas en favor de las personas con discapacidad visual.

El funcionamiento del mercado mundial de contenidos digitales es otro ámbito de cooperación futura, según el director general, quien señaló que la situación actual de las normas y los identificadores socava la seguridad jurídica del derecho de autor y los nuevos modelos de negocios.

La Sra. Pallante preguntó si deberían regularse las principales plataformas digitales y los actores de la tecnología para crear unas reglas de juego equitativas con los proveedores de contenido.  El director general reconoció que aunque se tiene la impresión de que existe una concentración de valor excesiva, es necesario recabar más información para evaluar la realidad y el alcance del problema.  Asimismo, observó que las plataformas no están limitadas por los sistemas existentes y que, por lo tanto, tienen mayor flexibilidad en el mercado.

El director general de la OMPI se refirió a la labor de fortalecimiento de capacidades y al sistema de derecho de autor.  A título de ejemplo, mencionó lo difícil que es actualmente en el marco de dicho sistema cumplir con la legislación cuando se desea utilizar un fragmento de película y cómo una simple herramienta de búsqueda podría facilitar el cumplimiento.  Como ejemplo de actividades de fortalecimiento de capacidades, el Sr. Gurry acogió con satisfacción la colaboración con la UIE en una conferencia panafricana celebrada recientemente en el Camerún sobre el fortalecimiento del sector editorial a nivel nacional para la educación en países de todo el continente.  Asimismo, hizo hincapié en que la OMPI desempeña una función de cooperación en el fortalecimiento de capacidades, es decir, que dicha función consiste en no interferir en los mecanismos del mercado.

Varios editores internacionales presentes en el Congreso formularon preguntas al director general sobre cuestiones relacionadas con las infracciones del derecho de autor y la infraestructura de derecho de autor.  El Sr. Gurry señaló que convendría que las asociaciones nacionales de editores consideraran la posibilidad de examinar esas cuestiones con sus gobiernos nacionales, quienes a su vez podrían plantear las cuestiones en los foros internacionales.

El director general concluyó afirmando que la industria editorial “enriquece nuestras vidas de manera extraordinaria” y que “una industria editorial robusta es esencial para que una sociedad goce de buena salud.”